banos-de-agua-caliente-y-templada

¿Trabajar muchas horas al día, terminas muy tarde y tienes la sensación de no detener nunca el ritmo? ¿Desconectas del trabajo con facilidad o sigues pensando en él en tu tiempo libre y de ocio?

Si te es imposible desconectar de las preocupaciones del trabajo, del estrés diario y de la rutina, en AIRE de Barcelona te damos seis buenas ideas para desconectar en pleno centro de la ciudad.

1. Lleva a cabo tu propio ritual de descanso.

Pon más distancia entre el trabajo y tu tiempo de descanso: diseña una rutina de desconexión a tu gusto.

Por ejemplo; despójate de la ropa de trabajo solo llegar a casa o prepárate un buen té escuchando tu música favorita,… elige dos o tres rutinas para hacer en casa que te aporten una plácida sensación de relax.

Cada día, al terminar tu jornada de trabajo, pon en marcha tu propia rutina de desconexión que te sirva de punto y aparte entre el tiempo laboral y el de ocio.

2. Haz de la vuelta a casa tu momento para disfrutar

Disfrutar del camino de vuelta tanto como la meta. Camina prestando atención a detalles del recorrido, modifica deliberádamente tu ruta habitual por otra de distinta, con mejores vistas o más entretenida.

Saborea esos primeros instantes del camino de vuelta para empezar a relajarte.

3. Mantén el material y las herramientas de trabajo alejadas.

Guarda, aleja el material de trabajo de tu vista. Si te cuestra desconectar es mejor evitar tentaciones como tener el ordenador permanentemente a mano. Guárdalos hasta el día siguiente y dedícate tiempo e ti mismo y a lo que que te evade.

4. Anota las ideas en una libreta .

Si, a pesar de todo, se te ocurren ideas o te asaltan preocupaciones asociadas al trabajo, anótalas en una libreta que ya mañana las estudiarás con detalle y sin estrés.

Saca al trabajo de tu mente y llévalo hastas el papel. Que descanse y repose hasta que llegue su hora.

5. Si no hay más remedio, termina pronto sólo lo que es urgente.

Establece prioridades. Si se hace imprescindible acabar con algún asunto pendiente terminalo lo antes que puedas y después aprovecha el tiempo libre que te queda para descanso a tu mente. Al día siguiente despertarás más energético, creativo y productivo. Más optimista.

6. Date un premio, cuídate, mímate. Date el regalo de uno de los tratamientos AIRE

Más que un capricho, el premio de disfrutar una experiencia de desconexión en nuestro centro AIRE de Barcelona. El perfecto maridaje de cuerpo y mente, la excelencia del descanso y la desconexión de una sesión de Spa, baños termales, masaje relajante y Aromaterapia para disfrutar solo o en pareja.

¡Dale un nuevo AIRE a tu rutina diaria! ¡Dale un AIRE de auténtica desconexión!

  • #Desconectar
  • #Trabajo
  • #Barcelona